Camino de Santiago en bicicleta
Bienvenido al foro del camino de Santiago en bicicleta. Aquí podrás compartir tu sueño de realizar el camino de Santiago o podrás ayudar a otros con tu experiencia.
Camino de Santiago en bicicleta

Camino de Santiago y cicicloturismo, foro del bicigrino.
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Web del bicigrino
Jacobeo.net web temática camino de Santiago en bicicleta

Servicios en el camino






Enlaces
Web del bicigrino
Tienda Virtual
Albergues Bikeline
Página Facebook
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Temas similares
Últimos temas
» Presentación y ayuda
Ayer a las 9:15 pm por Adri

» Camino de Santiago Abril 2017
Ayer a las 7:56 pm por Adri

» Presentación y alguna preguntilla
Vie 22 Sep 2017, 11:19 pm por Jkife

» LA HERMANDAD DE LA BOTA VUELVE AL CAMINO
Vie 22 Sep 2017, 7:33 pm por Tosta

» (*) Presentate aqui si te acabas de apuntar en el foro y !! Bienvenido !!
Jue 14 Sep 2017, 6:37 am por Joaqui

» Camino De Santiago en bici
Miér 06 Sep 2017, 11:25 pm por Frangenesio

» Renfe, bicicleta y Santiago de Compostela: novedades.
Mar 05 Sep 2017, 12:17 am por Recopilatorio

» Resumen Camino de Fonseca (Salamanca a Santiago por Puebla de Sanabria) 2017
Mar 05 Sep 2017, 12:10 am por pvelmor

» Consulta camino frances
Sáb 02 Sep 2017, 9:37 pm por Everest

El Camino con minusvalía

Image Hosted by ImageShack.us

Mejores posteadores
Beteterocarrozon (8633)
 
Tosta (8465)
 
erromes xabier (5761)
 
paco-pi (5266)
 
Bicigrino (5062)
 
zerpoty (4734)
 
mariadelao (4133)
 
kundepoko (3653)
 
giraldilla (3384)
 
fernycarm (3262)
 
Estadísticas
Tenemos 10280 miembros registrados.
El último usuario registrado es andres perez.

Nuestros miembros han publicado un total de 158292 mensajes en 8899 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 25 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 25 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 360 el Sáb 14 Ene 2017, 6:36 am.
Palabras claves
ruta plata ingles

Comparte | 

 

 León - Santiago Octubre 2016

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
kundepoko

avatar

Cantidad de envíos : 3653
Edad : 47
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 8:44 am

Día 0 07-10-2016

3:45 de la mañana. Hay que estar mal de la cabeza para levantarse a estas horas para ir a montar en bici. O al menos es lo que me dijo mi mujer. Desayuno algo y me despido de ella y de las niñas. No las volveré a ver hasta dentro de una semana.

Parto hacia el aeropuerto. Teniendo en cuenta que el vuelo sale a las 6:25 y voy sin equipaje ya que mande la bici y las alforjas por SEUR con Bicigrino, con llegar una hora antes bastaría, pero mejor salir un poco antes por si hay imprevistos. Es curioso la cantidad de coches que hay ya a estas horas. Otras veces me he encontrado 4 o 5 coches como mucho en trayectos a estas horas, pero hoy hay bastante más.

Llego al aeropuerto sin problemas. Como no tengo que facturar voy directamente hacia la puerta de embarque. Con cinco minutos de retraso se abre la puerta y empieza a pasar gente hacia el “finger” de embarque hasta que de repente se para y no dejan pasar a nadie. 5 minutos. 10 minutos. Y de repente aparecen los pilotos y acto seguido las azafatas. Resulta que se han equivocado de puerta y estaban en el avión que no tocaba y mientras nos tienen allí esperando de pie. Empezamos bien el día.

Aunque tanto el capitán como la asistente de vuelo insisten en que están cumpliendo con puntualidad el horario de vuelo, lo cierto es que estaba previsto el despegue a las 6:25 y no salimos hasta las 6:45. En otras compañías el vuelo a Madrid suele durar una hora, curiosamente con Ryanair dura una hora y media. Debe ser que dan un rodeo para llegar. Pero no, el vuelo aterriza a las 7:50, poco más de una hora de vuelo que les permite llenarse la boca con la puntualidad de la compañía que ha llegado con adelanto. Así cualquiera, dices que dura más de lo normal y siempre llegarás antes.

Entre que el avión llega al “finger” correspondiente y consigo desembarcar se van 20 minutos más. Salgo de la terminal y busco el bus que me lleva a la T4 para tomar un cercanías. Por desgracia el de las 8:25 ya no lo pillo. Me toca esperar hasta el de las 8:55. Aun así, todavía sigo dentro de mi mejor plan previsto para llegar a destino. Llego a Chamartin sobre las 9:15. Muy justo. Mi objetivo el tren que sale a las 9:30. En las taquillas parar variar hay cola. El hombre delante de mí se enrolla con la chica y encima una mujer se salta la cola para pedir información. Como la chica no le dice lo que quiere saber, encima se enfada con ella. “Espere su turno señora, que los demás también tenemos prisa”. “Es que voy a perder el tren”. “Y si usted sigue despistando a la taquillera los demás también”.

Por 3 minutos consigo subir al tren Madrid León de las 9:30. Todavía tenían la opción del tren de las 10:25 pero hubiera tardado dos horas más en llegar a León. Así en cambio llego con mucho tiempo de sobra que puedo aprovechar. Ya en el tren me relajo y planeo un poco la tarde. De las diferentes opciones que tenía para iniciar mi viaje, estoy cumpliendo con la más optimista. Casi no me lo creo. Ya estoy en las vastas tierras de Castilla camino de León.





Llego a León a las 11:45. En mi mente tengo la ruta desde la estación hasta mi destino memorizada. Aprovecho para almorzar algo en un bar y de paso me meto en el baño y me pongo el traje de ciclista debajo de la ropa. Gracias a Bicigrino mi bici debe estar lista y esperando en Bicicletas Blanco. De hecho ayer me llamaron para decirme que la bici había llegado, pero no estaba en las condiciones óptimas para hacer el camino. Lo sé, ya es una bici vieja, pero me llevo muy bien con ella y sé que me llevará a destino sin problemas. Efectivamente, al llegar la bici esta lista y preparada, monto las alforjas mientras hablo un poco con el dueño y conozco al presidente de no sé qué asociación de amigos del Camino. La verdad que no me acuerdo, pero muy amablemente me dio algunos consejos, que, no por sabidos, son menos útiles.

En fin, que son las 12:55 cuando por fin vuelvo a estar rodando por las calles de León con mi bici y mis alforjas dispuesto a terminar lo que deje a medias hace 5 años.


Última edición por kundepoko el Vie 24 Mar 2017, 10:57 pm, editado 9 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kundepoko

avatar

Cantidad de envíos : 3653
Edad : 47
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 8:53 am

Dia 1 07-10-2016

¿Dia 1? ¡Pero si sigue siendo el mismo día! Vale, pero estoy encima de la bici y estoy rodando así que también es mi primer día de camino. Mi idea inicial era llegar hoy a León, salir mañana, y en cinco días llegar a Santiago. Pero las previsiones meteorológicas dan lluvia precisamente para el miércoles 12, así que espero que adelantando un poco hoy pueda llegar el martes a Santiago sin mojarme.

Como el Camino pasa justo por delante de la tienda de bicis no me cuesta nada empezar a seguir las flechas amarillas. Además, aún recuerdo este tramo de hace cinco años. Así que llego hasta el convento de las Carvajalas y pongo mi primer sello. Las flechas me siguen guiando y me llevan hasta la catedral donde aprovecho para hacer la típica foto junto al gran letrero con el nombre de la ciudad.






Sigo en pos de las flechas y me encuentro que León celebra algún tipo de fiesta y hay un montón de tenderetes de estilo medieval. Me recuerda a la feria medieval que se celebra en mi pueblo. Callejeando llego hasta el Hospital de San Marcos, atravieso el puente y me dirijo por la avenida buscando la salida de la ciudad.






Aunque realmente dejas León, atraviesas Trobajo y llegas a la Virgen del Camino casi sin darte cuenta de que has cambiado de municipio. En esta última población es donde me encuentro con mis primeros peregrinos caminando con sus mochilas y, sobretodo, en las terrazas de los bares.



Al salir de la Virgen del Camino se me presenta mi primera decisión sobre el recorrido: ¿carretera o paramo? La verdad que por la gran cantidad de tráfico que he visto hasta ahora y lo poco que me gusta la carretera, no me lo pienso demasiado. En este tramo la señalización del desvío es un poco confusa, pero gracias al GPS no me desvío de la ruta y llego sin más problemas a Fresno del Camino. Aprovecho para parame en un bar a comer algo. Son las dos pasadas y no es que haya comido mucho desde que me levante hace ya más de 10 horas. Aunque solo sea un bocata con una cerveza, el cuerpo lo agradece.



De nuevo en camino y, quitando un par de repechos cortos, el terreno es bastante llano y me permite avanzar a un buen ritmo. Ayuda el viento de detrás y el hecho de que, aunque no se note, se va perdiendo altura a cada kilómetro que se avanza. Apenas encuentro algún peregrino, pero me empieza a llamar la atención que cuando les das el “buen camino” te contestan con un simple “gracias”. Es curioso y me llama la atención porque siempre hasta ahora, en las otras ocasiones que salí al Camino, la mayoría también me contestaba con un “buen camino”, con o sin el “gracias” o con un “igualmente”. ¿Qué pasa? ¿Qué por ir en bici no merezco un buen camino yo también?

Llego a Hospital de Orbigo muy bien de tiempo y me encuentro la calle cortada por obras. Una chica que pasaba me indica una alternativa para evitar la zanja que están abriendo. Justamente empezaron ayer. Me toca dar un rodeo para poder pasar. Miro el reloj y veo que aún me quedan varias horas de luz. Aunque había pensado parar aquí, ni corto ni perezoso decido a seguir hasta Astorga, pero esta vez por la carretera. Ir por Santibañez es más bonito, pero también más largo y con más cuesta y de eso creo que ya tendré bastante mañana.



La subida hasta el crucero de Santo Toribio la hago tranquilo, no hay prisa. Y al llegar ya tengo claro que por hoy ya está bien. Llegar a Astorga desde aquí es un paseo, bajada y llano. Pero Astorga no te recibe con los brazos abiertos precisamente. La entrada es una rampa  de esas cortas pero intensas. Menos mal que voy fresco, esto con varios días y cientos de kilómetros en las piernas es de “empujing” seguro.





Me alojo en el primer albergue que encuentro: Siervas de Maria. Habitación de dos literas para cuatro personas. Amabilidad la justa por parte del encargado. Los voluntarios, pues un poco mejor. Los baños son mixtos. Para mí no es problema, aunque puede haber gente que les choque un poco. Me ducho y voy a dar una vuelta de turista, a ver el palacio episcopal y a buscar un sitio para cenar. Luego a la cama pronto que el día se me ha hecho bastante largo.





El dormir ya será un poco más complicado. Tengo calor, así que dejo la ventana abierta. Al poco llega una pareja de coreanos. No hacen mucho ruido, pero tampoco se cortan a la hora de hablar. Poco después llega el ocupante de la otra litera. No dice palabra, ni contesta al “buenas noches”. Se pone a colocar cosas y me cierra la ventana. En fin. Que son las diez pasadas cuando parece que por fin todo el mundo está colocado y por fin van a dejarme dormir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kundepoko

avatar

Cantidad de envíos : 3653
Edad : 47
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 8:54 am

Día 2 08-10-2007

Aquí tocan diana temprano, hay que dejar el albergue antes de las 08:00. Mis compañeros de cuarto se ponen en pie y se preparan para partir. Como no tengo mucha prisa les dejo que hagan sus preparativos. Luego, con todo el cuarto para mí, me preparo tranquilamente. Al bajar a buscar la bici veo que hay otras dos bicis más. Mientras monto las alforjas llega uno de los ciclistas y charlamos un poco. Lleva 7 o 8 caminos y esta vez quiere ir por el camino de invierno. Mientras hablamos, llega el otro ciclista. Responde al saludo, pero no habla ni dice nada más. Supongo que es extranjero y no nos entiende. No se esfuerza por entrar en la conversación y sigue a lo suyo. Me despido y les dejo con sus preparativos. Son las 08:00 y todavía está oscuro. Busco donde desayunar y espero que empiece a clarear.

Con las primeras luces del día empiezo a callejear por Astorga siguiendo las flechas. Hay peregrinos que ya caminan y otros que buscan donde desayunar. Me cruzo con el segundo ciclista del albergue y al “buen camino” apenas me responde con un movimiento de cabeza. Lo cual me hace volver a pensar que es extranjero. Voy rodando tranquilo, saludando peregrinos. Desde luego, si ya se nota este cambio de gente al hacer el camino en octubre en vez de en noviembre, hacerlo en agosto debe ser horrible.

Llegando a Murias de Rechivaldo veo un bicigrino a lo lejos. Poco a poco le voy recortando distancia, pero al llegar al pueblo se desvía por una calle hacia un albergue. Yo sigo mi ruta. Confirmando cada vez más mi teoría del “buen camino”. La respuesta sigue siendo gracias, pero “igualmente” o “buen camino” o algo parecido, con la cantidad de gente que ya he pasado y todavía los puedo contar con los dedos de una mano y me sobran. El colmo es ya cuando llegando a un grupo de caminantes (para ser peregrinos la mochila era más bien pequeña), igual que en todas las ocasiones que encuentro un grupo que ocupa el ancho del camino, reduzco y saludo con un “buen camino”. No pido paso, solo saludo y espero, si me lo ceden bien, si no, no tengo prisa. Normalmente te dejan paso y saludan. Y en principio es lo que hicieron algunos del grupo menos una par de señoras a las que les oí: “estos ciclistas se creen los dueños del camino”. Mi respuesta: “ni el camino es mío, ni el camino es suyo, señora. Solo le he deseado buen camino”. Obviamente no me quede a explicárselo más claramente. No iba a amargarme la mañana tan temprano.



Santa Catalina de Somoza me recibe como Hospital de Orbigo: en obras. La carretera está llena de alquitrán y el camino bloqueado por los vehículos de los obreros. Para pasar me las tengo que ingeniar, porque tampoco se preocupan de moverse ni dejan apenas sitio para que pase una persona. Y luego, para salir del pueblo, los últimos 50 metros me tocan por el alquitrán si o si.



Para no cruzar más caminantes y poder seguir un ritmo más continuo, sin tanto reducir y acelerar, me voy a la carretera. Es tranquila y además el camino va paralelo. Pasado el Ganso, esperaba que la carretera empezara a empinarse un poco, pero quitando un par de rampas cortas, apenas hay subida. Es más, me sorprende que Rabanal da la sensación de estar más abajo de donde estoy yo.



Poco antes de Rabanal, donde estaba el roble del peregrino, me encuentro con uno de esos personajes con los que el camino te sorprende de vez en cuando. Este buen señor, que viaja con una bicicleta GAC del año de la pera, ha tardado 15 días en llegar desde Euskadi y lleva tres días adecentando el lugar. Se dedica, por lo que me conto, a dignificar los lugares donde hay restos de árboles emblemáticos, para que no caigan en el olvido. Estaba sacando tierra, piedras y basura que la gente había ido tirando y se han ido acumulando en el interior del tronco y arrancando también las hierbas y maleza de alrededor. Me contó que el año pasado vino un grupo de amantes de los arboles desde Brasil para sembrar árboles en el mismo lugar, pero solo había un único árbol y, escondidos entre las hierbas agujeros donde se suponen debían plantar los otros. Esos agujeros son un peligro pues entre las hierbas apenas se ven y tenían sus buenos 50cm de profundidad. Te puedes romper la pierna en un descuido. Él tenía la intención de cubrirlos. Me despido de él dándole las gracias por su labor.






Rabanal. Parada obligatoria en el albergue del Pilar donde aprovecho para reponer fuerzas. Un bocata y una cerveza mientras hablo con Isabel, pura simpatía. Allí veo el maillot que Tomas Bicigrino les regalo hace años.





Tras la despedida, de nuevo a la carretera y, ahora sí, empiezan las rampas. Las vistas y el paisaje compensan el esfuerzo. Realmente son espectaculares. En una parada para tomar fotos, y quitarme algo de ropa, veo aparecer un bicigrino. Lleva menos peso que yo y mejor ritmo, así que nos deseamos buen camino. El sigue su ritmo y yo el mío. Llegando a Foncebadon me alcanza otro bicigrino. No va tan rápido como el otro, por lo que nos da para hablar un poco más. Hace la subida por la carretera, así que me voy con él. Además, por la carretera, no mucho más adelante, veo otros tres ciclistas más. Pero no llegamos a formar grupo. Con las rampas fuertes los otros tres se quedan y el otro bicigrino me va dejando atrás.

Al poco aparece la Cruz de Hierro. Está lleno de gente. La zona es un merendero. Me acerco a la cruz y deposito la piedra como reza la tradición. Allí están los dos ciclistas que me habían pasado junto a otro más. Son catalanes. Uno empezó el Camino en Barcelona, subió por el Ebro hasta Zaragoza donde se le unió el segundo. Y el tercero empezó en Burgos y les alcanzó en Sahagún (130km en un día, vaya paliza). De allí, los tres juntos habían llegado hasta Astorga (mas de 100km otra vez). Y hoy planean llegar hasta Villafranca del Bierzo.





Mientras ellos se quedan mirando la capilla yo decido continuar. Sé que aunque ahora hay un tramo de bajada, luego me queda otra subida más antes de la gran bajada hasta Molinaseca.



Paro en Manjarin, pero con tanta gente y lo apretado del lugar no estoy mucho tiempo. Los tres catalanes pasan sin pararse y me voy tras ellos. En la siguiente subida vuelven a dejarme atrás y al llegar al alto, donde está la carretera que lleva hacia las antenas, veo que se han metido por ese desvío. Yo sigo mi track y continúo por la carretera. Aquí se supone que está el punto mas alto del camino.



La bajada es algo espectacular. Ya había oído comentarios sobre las velocidades que puedes alcanzar y el peligro que supone al no haber quitamiedos en algunas curvas. Sin darme cuenta estoy en El Acebo. Precioso, vale la pena pararse y perder 10 minutos o más.







Sigue la bajada. Solo con soltar el freno y sin pedalear te pones a más de 50km/h sin problemas, por lo que Riego de Ambros pasa en un suspiro. La bajada es muy larga, mucho más de lo que esperaba, pero no te cansas de bajar porque el paisaje acompaña. Y finalmente: Molinaseca.



Es pronto para comer. He llegado aquí más pronto de lo que pensaba. Son poco más de las doce y ya llevo casi 50km. Decido seguir hasta Ponferrada para comer allí y después ya seguir hasta Villafranca del Bierzo tranquilamente. El camino va paralelo a la carretera y quitando una corta subida, poco después de Molinaseca, es casi todo bajada. Y en una de esas bajadas, pasando junto a una urbanización va una señora con un BMW y se salta un stop. Tenía visibilidad, estoy segurísimo que me voy venir, pero aun así salió. Por suerte yo también la vi y me dio tiempo a frenar y darle alguna voz. La respuesta fue una peineta. No respetan a los ciclistas y encima tienes que joderte.

En Ponferrada me encuentro que en la entrada del castillo hay una boda. Mucha gente bien vestida en la rampa de acceso. Me conformo con admirar el edificio desde fuera y bordear la muralla buscando el rio y buscar algún sitio donde comer. Bocata y cerveza para llenar el “depósito” en una terraza al solecito desde donde puedo ver la bici.



Poco a poco la terraza se va llenando con gente que viene a tomar el aperitivo. Tres señores en una mesa, unas señoras mayores en otra y una pareja de mediana edad en otra aparte de gente que entra y sale del bar. En esto que uno de los señores se pone a ver un video de estos que te pasan por wasap, no sé de qué iba el video pero sonaba la típica armónica con la tonadilla del afilador que iba por los pueblos. Una de las señoras de edad se gira y se me queda mirando:
- Señora: ¿es el afilador?
- Yo: es la música del afilador, si.
- Señora: pues espere que subo a buscar unos cuchillos
- Yo: esto… ¿Perdón? ¿Cómo dice?
- Señora: ¿no me ha dicho que es el afilador?
- Yo: No señora, le digo que es la música del afilador, que la está escuchando ese señor en el móvil
- Señora: Ah, es que como veía la bici con ese bulto detrás y con la música pensaba que era usted el afilador.
- La señora de la pareja de edad (entre risas): pues yo estaba también por ir a buscar unas tijeras.

La pareja se reía y los otros dos hombres también, pero el tercero estaba tan concentrado en el video que no se había enterado de nada y al terminar de mirar el video y ver que todos nos reíamos va y suelta: ¿también os han pasado el video del afilador? Aquí la carcajada fue general. No sé si al pobre se lo han explicado ya o no, pero los demás estuvimos riendo un rato.

De nuevo encima de la bici, salgo de Ponferrada y voy rodando pensando en el afilador y en cuanto tardaré en llegar a Villafranca, si los catalanes ya me habrán pasado o no. Y de pronto me doy cuenta de que me olvido algo. Pensando en que puede ser, al llegar a Camponaraya de pronto se me enciende la luz: no he sellado en todo el día. Ni en Rabanal, ni en Manjarin ni en Ponferrada. Así que ya tengo excusa para parame en el próximo bar que encuentre. Ya se sabe que no hay mal que por bien no venga. Mientras estoy en la terraza disfrutando de una Estrella Galicia veo pasar a los tres catalanes a velocidad de crucero. A esos ya no los cojo porque, por lo que veo mientras se alejan, van dándose relevos.



Cumplido el trámite de sellar la credencial, sigo avanzando. En la entrada de Cacabelos hay una pequeña área de descanso con una fuente, donde aprovecho para reponer agua. Hasta ahora y desde Ponferrada el terreno ha sido bastante llano. Pero ya camino de Peiros empieza algunas rampas, que con los kilómetros que llevan las piernas se empiezan a notar. Pero poco a poco se va subiendo y avanzando, hasta que en lo alto de una loma paro a descansar a la sombra de un árbol. Por la cantidad de basura que hay, se ve que es un punto de descanso habitual de la gente que pasa por aquí.





Cuando me dispongo a reanudar mi camino veo llegar a dos bicigrinos. Vienen haciendo el camino de Madrid y dicen que están bastante cansados. Han salido de Astorga y tienen en mente llegar hasta Villafranca. Más o menos mis mismos planes. Reanudo mi marcha mientras ellos se quedan descansando un poco más. Y al poco me encuentro que ya estoy en Villafranca del Bierzo. Y aun no son ni las cuatro de la tarde. Creo que puedo seguir unos cuantos kilómetros y decido seguir a ver hasta donde llego.



Quitando la salida de Villafranca, donde hay una rampa no muy larga, la carretera es bastante asequible. Dejo atrás Pereje y Trabadelo y a medida que avanzo me pregunto, que deliti habran cometido los habitantes de este valle para que se lo destrocen así. Los puentes de la autopista estropean el paisaje y las torres de electricidad que van por la cima de las montañas no ayudan a mejorarlo.



Al llegar a la Portela de Valcarce decido que ya está bien por hoy. Llevo 90 kilómetros y más de 1000m. de desnivel acumulado. Me paro en el albergue El Peregrino y opto por una habitación para mí solo. Quiero una ducha y descansar tranquilamente. Mañana tengo que estar fresco para lo que me espera. Además, había planeado 5 etapas de 60 – 70 kilómetros desde León a Santiago y en día y medio he hecho 140km. Si sigo avanzando a este ritmo, creo poder llegar el martes a Santiago y así no mojarme el miércoles.




Última edición por kundepoko el Vie 24 Mar 2017, 9:23 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kundepoko

avatar

Cantidad de envíos : 3653
Edad : 47
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 8:55 am

Día 3 09-10-2007

Empezamos en día con sorpresa. Ayer, al instalarme en la habitación, puse a cargar la batería portátil y cargó sin problema. Luego al irme a dormir puse a cargar el móvil y el GPS juntos en un cargador con dos salidas USB. Esta mañana el GPS estaba lleno, pero el móvil solo al 60%. Después de varias pruebas certifico la defunción del cargador por sobrecalentamiento. Tendré que encontrar otro en algún sitio, aunque me da que en ninguna de las poblaciones por donde me toca pasar hoy habrá aparatitos de estos y menos siendo domingo. Al menos el GPS está cargado y la batería portátil también. Y se supone que la batería puede cargar el móvil 2 veces con lo que, en caso de emergencia, me toca durar bastante. Y para el GPS también llevo un accesorio para ponerle pilas.

Mientras desayuno veo pasar ya algunos peregrinos a pie. Ya son ganas madrugar tanto para empezar a caminar cuando aún no ha salido el sol. Sin ver el paisaje para mi pierde mucho el sentido.





Como ayer, empiezo a rodar con las primeras luces del día. Hay niebla y hace frio. Estamos a unos 8 grados según el termómetro del hotel y con la humedad de la niebla se nota la rasca. De momento la subida es como desde Villafranca del Bierzo, muy suave y fácil de llevar. No hay nada abierto en ninguna de las poblaciones por las que paso. Algún bar o albergue  de donde salen algunos peregrinos, pero nadie en bici. Y casi sin darme cuenta ya estoy en Las Herrerías. A partir de aquí toca empezar a notarse el cambio de desnivel y así es. La carretera se empina y el frio empieza a desaparecer. Adelanto algunos peregrinos y llego al desvío de la Faba. Veo algunos peregrinos que ya van caminando por el camino y se los que vienen detrás.

Mientras me quito algo de ropa y sabiendo que me tocará empujar la bici para subir los escalones de roca que hay en el camino, decido seguir por la carretera. Es una subida dura. Ni punto de comparación a la Cruz de Hierro, que es mucho más tendida. Me recuerda más a la subida desde Saint Jean Pied de Port cuando pasas Honto y te encuentras las rampas antes de las zetas.

A medida que he ido ganando altura la niebla ha ido desapareciendo. Siguen viéndose algunos bancos de neblina retirándose por el valle pero la cima parece estar despejada. Ya que he tomado la carretera decido seguirla hasta la Laguna de Castilla. El desnivel parece que no afloja en toda la subida hasta que poco antes de La Laguna te da un respiro. Al llegar al bar –albergue me encuentro con una pareja en bici, apunto de reanudar su marcha. También han subido por carretera. Ellos se van y yo aprovecho para recuperar algo de fuerzas comiendo algo en el bar.





Hasta O Cebreiro no me queda mucho ya. Mientras subo por la carretera voy viendo el camino por dónde van los caminantes, un poco más abajo de la carretera. Ir por ahí con la bici toca ser muchísimo más duro. Aparte del terreno suelto y las rocas, tienes que ir evitando molestar a los peregrinos de a pie y, para más inri, apenas ganas metros de desnivel mientras avanzas hasta que, de pronto, llegas a alguna rampa que parece una pared para subir de golpe lo que no se había subido aún y alcanzar la carretera. Se puede discutir si para hacer el camino hay que ir siempre por donde marca el trazado oficial, pero ese trazado está realmente pensado para caminantes, no para bicis. Y no deja de ser el trazado elegido para que los peregrino molesten lo menos posible a los vehículos que van por la carretera. Sí, también  es por la seguridad de los caminantes. Pero al final todos los caminos llevan a Roma, que es lo que cuenta.

Las vistas, una vez en la cima de O Cebreiro, son espectaculares. Allí está también la pareja que me encontré antes, haciéndose fotos. O Cebreiro está lleno de gente. Es muy bonito, pero tanta gente, la mayoría en coches, me agobia un poco. La iglesia está llena, los bares también y las calles… también. Se nota que es domingo. Tomo algo en un bar, más que nada para descansar un poco a resguardo del frío. Está entrando la niebla de nuevo y se nota el fresco. Al salir del bar llamo a casa para decir donde estoy y también porque ya había quedado con ellos para saludarles desde la webcam que hay en el albergue.





Estoy cogiendo frio y como sé que aún me quedan dos puertos más, reemprendo mi camino. Me abrigo un poco y me dejo ir por la carretera. Hasta Liñares es todo cuesta abajo. Desde allí empieza el puerto de San Roque. En la cima del puerto está el monumento al peregrino, lleno de gente en coche y haciéndose fotos.







Sigo avanzando y, no sé porque me pensaba que el alto do Poio estaba justo después de Hospital da Condesa, cuando en realidad todavía queda bastante. Quizás por eso se me hizo un poco largo. Aun así, decido no parar en el bar y seguir hasta Triacastela para comer allí y decidir si sigo por Samos o por San Xil.

En la bajada, no sé en qué momento, ni como, ni cuándo ni porque, me despiste y me salí del track. En lugar de bajar por el camino como tenía marcado en el GPS, estaba siguiendo la carretera. Supongo que ya iba tan acostumbrado a seguirla que no me fije. Así que ya puestos solté frenos y a dejarse ir. Lo de soltar frenos entre comillas, porque aquí también se cogen velocidades de cuidado sin apenas esfuerzo. La bajada no es tan bonita como la de Molinaseca, pero si igual de rapida, con mejor firme y mucho más ancha. Puedes coger velocidad más tranquilamente, pero ahí estaba la niebla para tocar las narices y meterme el frio en el cuerpo.

Triacastela. Domingo al mediodía. Los dos primeros bares que me encuentro cerrados y la tienda de comestibles también. En un albergue me indican donde hay un bar donde comer algo y allí me voy. Obviamente caldo gallego de primero, para quitarme el frio de la bajada.

Mi intención en un principio era, desde aquí, seguir hacia Samos. Me apetecía ver el monasterio. Pero teniendo en cuenta que necesito un cargador para el móvil y el gps y que, siendo domingo, hay más posibilidades de encontrar algo abierto en Sarria que no en Samos, decido tomar la variante de San Xil. Y la verdad, no me arrepiento de haberlo hecho. Bueno, al principio un poco sí. Los primeros kilómetros son de subida y no suave precisamente. Las piernas notan el esfuerzo de la mañana y el haber estado parado para comer. Pero el paisaje compensa el esfuerzo con creces.





Tienen razón los que dicen que es un bosque mágico y con un aura especial. Y luego ya, lo espectacular, la bajada. Muy divertida. Con rocas, escalones, zonas rápidas,… La verdad que se me hizo corto y me quede con ganas de más.

Al llegar a Sarria el primer albergue que encuentro es A Pedra, recomendado por bicigrino, así que me paro sin pensarlo demasiado. Súper amables. Me prestan un cargador y aunque me dicen que todo está cerrado, me indican donde puede que ser que tengan algo parecido. Por desgracia no hay suerte, pero localizo una tienda de informática donde tienen en el escaparate un adaptador de enchufe a USB y abre a las nueve de la mañana. Habrá que esperar al día siguiente.

Gracias al cargador que me ha dejado la gente del albergue, el móvil esta recargado, la batería de recambio la puedo guardar para emergencias y al gps le puedo poner un adaptador para pilas normales, que aunque duran poco, me permitirá pasar el día siguiente. Si mañana consigo el adaptador, por la noche podre recargar tranquilamente. Si no, ya será lunes y en alguna de las poblaciones por las que pase, seguramente encontraré algo. Visto lo cual me voy a cenar y a dormir, que aunque no han sido muchos kilómetros el desnivel acumulado si se nota.


Última edición por kundepoko el Vie 24 Mar 2017, 9:31 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kundepoko

avatar

Cantidad de envíos : 3653
Edad : 47
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 8:55 am

Día 04 10-10-2014

Salgo del albergue y voy en busca de algún sitio para desayunar. Hay niebla, lo que hace que se note el frio. Tampoco tengo prisa para salir, pues quiero esperar a las nueve a que abran la tienda donde vi el adaptador. Después de tomarme mi café con leche y tostadas me voy hacia la tienda. Espero y a las 09:05 aún no han abierto. Estoy cogiendo frio aquí parado, por lo que a las 09:10 pasadas decido salir ya. Vaya puntualidad para abrir.

Voy callejeando por Sarria y al llegar al rio me encuentro con obras, el puente está cortado. Un pequeño rodeo y a buscar las flechas de nuevo. Menos mal del gps que me dice hacia donde ir y puedo tomar alternativas para no dar tanta vuelta. Además me encuentro una peregrina perdida que también está buscando como volver al trazado del camino y en ingles le explico hacia donde seguir.

Salir de Sarria me descubre una realidad que, no por conocida, deja de ser sorprendente: los últimos 100km están masificados de forma bestial y eso que es octubre. Hasta ahora por las mañanas me encontraba con grupos de peregrinos y, aunque reducías la marcha, se podía mantener un ritmo más o menos bueno. Ahora es imposible. Es gente, con más gente seguida de más gente. Y lo dicho: estamos en octubre. Agosto debe ser intransitable. Y luego también, el tamaño de la mochila, te permite saber quién es peregrino y quien “turigrino”. Grupos de 5 a 10 personas con mochilas pequeñas?!?! Autocares y minibuses esperando en los cruces donde el camino cruza la carretera con mesas para el avituallamiento?!?!



En fin. Yo a lo mío, seguir avanzando. Pasando aldeas y esquivando boñigas de vaca entre una niebla que, a medida que voy ganando altura se va aclarando un poco. Lo que no se aclara es la cantidad de gente.

Llego por fin a uno de los hitos del Camino: el mojón de los últimos 100km. Sé que ha habido cambios y ahora hay dos puntos que indican los últimos 100km. De hecho al pararme hay un grupo de caminantes que lo están comentando. Que si este no es el bueno, que si el de delante,… en fin. Yo me hago mi foto en este y sigo. Y al llegar al otro, pues me hago otra foto.





En este hay una pareja extranjera hablando con un ciclista asiático que va con una bici de estas que llaman de viaje que son plegables con ruedas pequeñas y plato enorme. El tío va con una simple mochila y esa bicicleta, ole sus bemoles. El chico sigue su camino mientras yo me saco mi foto con la pareja de extranjeros. Al poco de reanudar la marcha alcanzo al ciclista asiático con su bici y es para admirarlo aún más viéndolo bajar por esos escalones de roca sin manías y con esa bici.

Ya bajando hacia Portomarin vuelve a aparecer la niebla y con ella el frio. Por lo que al pasar por una aldea y ver un bar, aprovecho para parar a tomar un café con leche y un comer algo. El local es un antiguo establo reformado regenteado por una pareja alemana con un bebe. Hay que ver lo que se puede hacer en un establo tan solo acondicionándolo un poco y con algo de gusto.

Recuperado un poco el calor vuelvo a ponerme en marcha y al ser casi todo bajada, en poco tiempo llego a Portomarín. Por desgracia con la niebla y, a pesar de que el rio lleva poco caudal, casi no se ve el antiguo pueblo sumergido al pasar el puente. Ya en el otro lado del puente, junto a las escaleras que dan acceso al pueblo a los caminantes, hay un grupo de peregrinos haciéndose fotos y un par de ciclistas, pero no me da tiempo a hablar con ellos ya que se ponen en marcha por la carretera hacia el pueblo.



Yo decido no entrar y vuelvo a cruzar el rio por el otro puente para seguir el camino. Aquí me doy cuenta de que el GPS ya se ha comido las pilas. Solo han durado 2 horas. Mal asunto. Tengo un paquete más pero si duran tan poco no sé si me bastaran para todo el día.

La subida de Portomarin es el otro “coco” del que me avisó en León el presidente de la asociación de amigos del camino. También la tenía yo marcada en los perfiles como subida larga y dura. Pero quitando unas rampas fuertes al principio, luego cuando llegas a la carretera se hace bastante más llevadero.





A medida que gano altura la niebla vuelve a disiparse y ya puedo volver a quitarme algo de ropa. Curiosamente en este tramo, hasta llegar a Gonzar, apenas me encuentro con nadie, solamente una pareja de peregrinos italianos. Supongo que debe haber alguna variante que no vi aunque procuré seguir las flechas y, más o menos, iban coincidiendo con mi track.

En Gonzar ya encuentro de nuevo a la marabunta. Otro grupo de escolares y peregrinos ocupando el camino. En los tramos que el camino avanza paralelo a la carretera no lo dudaba y me salía del camino.

Al llegar a Ventas de Narón se acaba la subida y el terreno empieza a perder altura y como es medio día, decido parar a comer. El local está lleno, tanto dentro como la terraza. Peregrinos extranjeros sobretodo. Mientras me tomo una cerveza con su bocata correspondiente no puedo evitar escuchar las conversaciones y me llama la atención un grupo. Dos mujeres hablan en italiano entre ellas, pero con el que parece ser el guía se hablan en alemán. Les está explicando cómo tienen que llevar la mochila a la espalda y cómo distribuir el peso. Obviamente, estos no llevan muchos días de camino si todavía no han aprendido algo tan básico. Probablemente ayer salieron de Sarria hasta Portomarin y hoy van camino de Palas de Rei.

Yo me termino mi ración de calorías que me permita seguir rodando y reemprendo mi camino por una carretera cuesta abajo que me permite coger una buena velocidad. Y cuando voy a mirar a cuanto voy, descubro que el gps está parado. Genial. Lo compruebo y veo que se enciende. Aun marca que está a media carga por lo que me extraña que se haya apagado.





El terreno sigue siendo en bajada casi todo. Quitando algún repecho, voy avanzando bastante rápido. Es casi todo carretera o calles anchas por lo que puedo ir entre los caminantes con buen ritmo. Incluso aunque me encuentro con el típico rebaño de vacas bloqueando la calzada. También me cruce con una familia en bici. Los padres con dos hijos.

Llego a Palas de Rei sobre las 2 y callejeo un poco buscando alguna tienda de telefonía o chinos para ver si encuentro un cargador. Pero claro, es mediodía y tienen cerrado. Por lo que tampoco pierdo mucho tiempo y decido seguir avanzando. Al principio por la carretera y luego otra vez al camino.





Poco a poco y disfrutando del paisaje llego a Melide y claro, sin dudarlo me voy directo a la pulpería de Ezequiel. Si lo pides te dejan entrar la bici por detrás, así está mejor resguardada. Y por supuesto una buena ración de pulpo que me sentó de vicio.



Aunque mi idea era terminar la etapa en Melide, aún quedan varias horas de sol y el pulpo me ha devuelto las fuerzas. Además, consultando el pronóstico del tiempo en el móvil ya dan lluvia para el día siguiente por la mañana. Está visto que el camino quiere que me moje. Así que decido seguir hasta Arzua y todo lo que avance serán kilómetros que mañana no me mojaré.



De nuevo en marcha voy rodando por Melide intentando fijarme en alguna tienda donde pueda haber cargadores, pero sin éxito. Y ya de nuevo en el camino me doy cuenta que no paré el gps en Melide mientras estaba en la pulperia y la batería se ha ido abajo. Parpadea indicando que en cualquier momento tendré que cambiar las pilas otra vez. Al menos han aguantado más que el primer par, que no duro ni 3 horas. De hecho esta vez duraron hasta la gasolinera que hay poco antes de Arzua. No sabía si cambiarlas o, para lo que quedaba, llegar sin gps. Pero como tenía los albergues guardados en waypoints, finalmente las cambie.

Lo primero que hice tras acomodarme en el albergue y darme una buena ducha, fue ir a buscar una tienda donde comprar el dichoso cargador. Lo primero que encontré fueron unos chinos. El dependiente me dijo que cargadores USB con dos tomas no vendía porque se fundían, pero por el precio que tenían los de una toma le compré dos. Un problema solucionado.

Para la cena casi podría dedicarle un capítulo aparte. Opté por un bar justo al lado del albergue donde me entro la vena Chicote: todo lo que no se debe hacer en un bar delante de los clientes. Pido el menú y una Estrella Galicia. Me ponen la cerveza sin pincho. Vale, no pasa nada. Me fijo que encima de la barra hay una bandeja de las de servir las mesas con una especie de trozo de emparedado de pan de molde. A los cinco minutos o así el camarero coge la bandeja, coloca otra vez los trozos de pan con el embutido, me la acerca y me dice: “¿lo quieres?”. Me lo miro con cara extrañada y le contesto “no, gracias”. “Es el pincho de la cerveza”, me constesta. Dios mío, pienso para mí, donde me he metido. Lo veo pasar al rato con la bandeja vacía, a alguien le habrá endosado el pincho, y se va gritando hacia la cocina: “mamaaaaa, haz más pinchos que no quedan”. No sé por qué pensé que sí la madre estaba en la cocina la comida todavía se merecía una oportunidad de confianza. La verdad es que no estaba mal, pero tampoco era para tirar cohetes.

Mientras, en la mesa de al lado, veo dos peregrinos pedir el postre, tarta de Santiago. El camarero, ni corto ni perezoso se va a la barra, saca una caja de tarta de Santiago de las que venden en el Mercadona y se pone allí mismo a cortarla en trozos. Joder, un poco de disimulo. Si compras una tarta por 3 euros en el super, no la abras y trocees delante de los clientes a los que se la vas a vender a 3 euros la ración. Obviamente no pedí tarta de Santiago, opté por el pudin. Pero por lo que trajo en el plato, también era del Mercadona y ni tan siquiera lo acompañó con un poco de nata ni nada, así tal cual sale del envase. En fin, a dormir y mañana a ver si amanece con lluvia o no.


Última edición por kundepoko el Vie 24 Mar 2017, 9:41 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kundepoko

avatar

Cantidad de envíos : 3653
Edad : 47
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 8:56 am

Día 05 11-10-2014

Estamos en Galicia. El cielo es gris y amenazando lluvia. O sea, lo habitual por estos lares. Como cada día, ya hay caminantes en pie. El sol apenas ha salido pero hoy quiero partir pronto. De momento aún no llueve, pero las previsiones son que lo haga a lo largo de la mañana. Con todo preparado de la noche anterior salgo a la calle en busca de un sitio donde desayunar. Veo que en el bar de anoche no está el mismo chico, solo la madre y decido darle otra oportunidad. Pero vamos, que el hacer del chico lo heredó de la madre.



Empiezo mi última etapa. Como suele decirse sin prisa pero sin pausa. No quiero mojarme, pero tampoco tengo mucha prisa en llegar. Los peregrinos a pie avanzan a su ritmo y hoy, especialmente, se nota la masificación. Gente, gente y más gente. Lo repito, en agosto debe parecer una manifestación son pancartas. Aunque no quiero salirme del camino, en algunos tramos veo la carretera pasando cerca y en una de las veces, a lo lejos, veo un bicigrino avanzando a buen ritmo por el asfalto. Mirando el mapa, hay tramos que el camino da algo más de vuelta y otros en que es la carretera la que voltea, así que finalmente me salgo yo también a la carretera en uno de esos tramos en que esta es más corta para atravesar un pueblo. No tanto por acortar, sino por intentar coger algo de ritmo y quitarme el frio. En una subida adelanto a un bicigrino, posiblemente el que vi antes de lejos, no sé. Pasado el pueblo, me detengo en una parada de autobús algo resguardada para descansar y comer algo de lo que llevo en la mochila y el bicigrino me adelanta.





Repuesto un poco reanudo la marcha y un poco más adelante vuelvo a entrar en el camino. Prefiero los caminantes a los camiones. No sé como pero mirando el mapa del gps me doy cuenta que ya estoy llegando al aeropuerto de Lavacolla. El tiempo y los kilómetros se me han pasado volando. Y para sorpresa mía, cuando voy por la pista que bordea el aeropuerto adelanto al ciclista japonés que iba con la bici de viaje y que deje atrás bajando a Portomarin. Ole sus bemoles otra vez. Saludos y enhorabuenas y a seguir.



Se me ha hecho muy corto el llegar desde Arzua hasta aquí. Voy pasando TVE y TVG. Y sin darme cuenta ya estoy en O Monte do Gozo. El monumento a Juan Pablo II está lleno de gente haciéndose fotos. Dos parejas amables se ofrecen para hacerme la foto junto al monumento. Se lo agradezco pero les digo que la foto que me interesa a mi es la del monumento a los peregrinos, el que se ve a lo lejos. Se quedan un poco sorprendidos, tanto ellos como otros chicos que estaban al lado, de que el monumento donde se hace la foto la gente no es el monumento a los peregrinos como ellos creían, sino a la visita de Juan Pablo II. Las dos parejas se deciden a acercarse al otro monumento, lo otros chicos no sé si se lo han creído o se piensan que les tomo el pelo.





Y de nuevo en camino. Los últimos kilómetros son la entrada a  Santiago. Las señas están muy espaciadas, pero el gps me dice que voy bien, por lo que no me preocupo. Al menos hasta que me encuentro una señal que dice que los ciclistas deben ir por otra calle. Para seguir de frente es dirección prohibida y para más inri hay un coche de la policía local con dos municipales que me indican amablemente que siga las indicaciones por la derecha. Cuesta arriba. Que bien. Fuera de track y con apenas señales que indiquen el recorrido, termino junto al hostal la Salle. Pues mira, tengo el track para llegar hasta aquí desde la plaza del Obradoiro. Solo tengo que seguirlo en sentido inverso y, aunque sea en contra dirección, enlazo de nuevo con el track principal en la plaza de Cervantes. Aquí me encuentro con un bicigrino que me suena y está consultando un mapa. Resulta que es aquel peregrino que en Astorga apenas dijo unas palabras y yo pensaba que era extranjero. Pues no. Habla español perfecto y también se ha perdido. Le indico que me siga y vamos hacia la catedral.

Ya se oye el gaitero que suele estar en el arco donde están las escaleras que bajan a la plaza. Paro y veo que el otro bicigrino se ha parado a tomar fotos en la plaza.



Bueno, de aquí ya no tiene perdida. Así que bajo las escaleras, me meto en la plaza y voy directo hasta el fondo para darme la vuelta y ver la fachada. Al fin estoy en Santiago. Gente abrazándose, haciéndose fotos. El otro bicigrino que llega. Nos damos la enhorabuena. Me dice que es su segundo camino y que sabiendo que había las escaleras, había ido a bajar por la calle lateral. Nos despedimos y se va en busca de su albergue, el seminario menor. Y yo me voy a deshacer el camino hacia La Salle.



Voy pensando que he tenido suerte. No me ha llovido en todo el camino y esta mañana tampoco. Llego al albergue y me explican cómo dejar la bici. Me dan cadena y candado para que la ate en la jaula donde se guardan las bicis. Me da pena dejar la bici allí, porque más bien parece una prisión. Cerrado con rejas y cadenas y cámaras vigilando. Pero me quedo tranquilo de ver que está bastante segura. Cuando salgo de la jaula esta lloviendo.


Última edición por kundepoko el Vie 24 Mar 2017, 9:46 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
kundepoko

avatar

Cantidad de envíos : 3653
Edad : 47
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 8:56 am

EPILOGO:

Tras acomodarme en el hostal y haber buscado donde comer. Me dirijo de nuevo hacia la catedral. Llueve. El típico calabobos, que dicen en algunos sitios. Previendo que me toca hacer una tarde de colas para ver la catedral y obtener la Compostela, empiezo por esto último. Camino de la Oficina de Acogida al Peregrino paso por delante de la oficina Correos donde veo un bicigrino entregando la bici y dando indicaciones sobre cómo se la tienen que empaquetar y lo que hay que desmontar antes. Mi experiencia me dice que como eso no lo hagas tú, ni correos ni ninguna empresa de transporte va a tener cuidado.

La cola para la Compostela es larga. Hay para un buen rato, pero al menos estás a cubierto. Al poco llega el otro bicigrino. Por la bici que le vi antes es al mismo al que adelante por la mañana en los tramos de carretera y que luego me pasó cuando pare a comer algo. De hecho me lo confirma mientras hablamos. Viene de hacer el camino del Norte desde Gijon. Y también, como yo, ha salido desde Arzúa por la mañana. Lleva hechos varios caminos por el Francés y que este lo ha encontrado muy duro. En parte, por lo que cuenta, no me extraña. Resulta que hace un mes que cambio de bici de 26” a 29” y que para subir ese tamaño de rueda no va bien. Además ha pasado a frenos de disco y, según él, frenan muy en seco y había tenido un accidente por una señora que se le cruzó y al frenar bloqueó la rueda delantera, saliendo despedido sobre el manillar. Su próximo objetivo es hacer el Portugues, pero dice que apenas ha encontrado información. ¿Alguien adivina que foro de internet le recomendé visitar?

La conversación sigue, pero la cola apenas avanza. La lluvia arrecia y la gente que llega entra empapada. Finalmente nos toca turno y nos despedimos. La credencial que he ido sellando estos días es la misma que utilice en el camino que deje en León hace 5 años. Así se lo explico al señor que me atiende ya que parece que tiene problemas comprobando las etapas. Es entonces cuando me doy cuenta que de Roncesvalles a León los sellos me los pusieron en vertical y de Leon hasta Santiago en horizontal. Aclarado el lio, al fin tengo la Compostela.

La lluvia ha parado un poco. Me dirijo a la catedral y paso por delante de la tienda de Bicigrino. Me comentan que Tomas estuvo hacia tres días. Casi coincidimos. La catedral está en obras, tanto en la fachada como en el interior. Además en la plaza da Quitana están montando una carpa, pues por lo visto al día siguiente están preparando alguna celebración. Supongo que por ser 12 de octubre. Doy una vuelta por el interior de la catedral, aunque para abrazar al santo y visitar el sepulcro, te hacen salir otra vez y entrar por otro lado. Encuentro que esta catedral tiene muchas puertas y fuera llueve para tener que hacer cola.

Finalmente decido comprar un paraguas para callejear un poco y con la ayuda del google maps encuentro el dichoso Casa Manolo. Como está en el tramo de camino que tuve que rodear por no ir contra dirección no lo había visto ni lo encontraba. Los comentarios en el google+ no lo ponen como algo a destacar, muchas colas y servicio normalito. Me acerco sabiendo que es pronto para cenar. Aún no son las 20:00, pero ya está lleno. La espera no es larga, apenas 5 minutos. Y la cena bastante bien. Tienen colas por la fama que ha cogido el local y como a la gente no le gusta esperar ya entran molestos. Y como masterchefs que somos gracias a la tele y sus concursos de cocina, esperamos delicatesen en todos los restaurantes. Eso creo que explica los comentarios negativos del Google+. Yo comí bastante bien y me fui satisfecho. De aquí al albergue y a dormir.

El día y medio que me quedó por haber llegado más pronto hasta que salió mi vuelo lo dediqué a turistear. Pero eso ya es otra historia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
pvelmor

avatar

Cantidad de envíos : 2011
Edad : 50
Localización : PAMPLONA
Fecha de inscripción : 01/10/2011

Hoja de personaje
Tus aficiones: DEPORTES EN GENERAL Y NOVELA HISTORICA

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 9:17 pm

Muchas felicidades por tu Camino Kunde.
He de decirte que los dos que iban conmigo en el último Camino, tampoco se creían que el monte Do Gozo no era donde estaba el monumento al Papa, sin no donde están los peregrinos. aal
Por cierto me voy a castigar.
Tengo que escribir la crónica, Tengo que escribir la crónica, Tengo que escribir la crónica,Tengo que escribir la crónica.............
Suerte en el Camino
ULTREIA
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zeus

avatar

Cantidad de envíos : 1588
Edad : 53
Localización : Cantabria, junto al Camino del Norte.
Fecha de inscripción : 20/07/2011

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 10:08 pm

¡¡Enhorabuena por tu camino, kundepoko!!

Un placer verte de nuevo por aquí, ya pensaba que los maestros del foro se habían retirado pero no, la pasión por el Camino sigue ahí.  Very Happy

Gracias por tu crónica, que he leído de un tirón y me ha hecho revivir recuerdos y pasar un buen rato (qué bueno lo del afilador aal ), y por esas preciosas fotos.

Lo dicho, enhorabuena y un saludo



*Edito para corregir paragüero por afilador (donde yo vivo se dedicaban a ambos menesteres...)


Última edición por Zeus el Dom 26 Mar 2017, 8:58 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://miviadelaplata.wordpress.com
Zeus

avatar

Cantidad de envíos : 1588
Edad : 53
Localización : Cantabria, junto al Camino del Norte.
Fecha de inscripción : 20/07/2011

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 10:13 pm

pvelmor escribió:

He de decirte que los dos que iban conmigo en el último Camino, tampoco se creían que el monte Do Gozo no era donde estaba el monumento al Papa, sin no donde están los peregrinos. aal

Yo también te quiero Pedro Suspect


pvelmor escribió:

Por cierto me voy a castigar.
Tengo que escribir  la crónica, Tengo que escribir  la crónica, Tengo que escribir  la crónica,Tengo que escribir  la crónica.............
Suerte en el Camino
ULTREIA

Se te va a juntar con la de este año... jejeje Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://miviadelaplata.wordpress.com
kundepoko

avatar

Cantidad de envíos : 3653
Edad : 47
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 24 Mar 2017, 10:33 pm

Gracias a vosotros.  

Pvelmor, la crónica como ves, también me la he tomado con calma. Desde octubre hasta ayer no han sido dos días precisamente Embarassed

Zeus, la pasión (o el vicio) por el camino no los perderé fácilmente. No entraba en el foro por diversos motivos, pero me acordaba mucho de vosotros. Con el camino mi problema es encontrar tiempo. Siempre había salido en noviembre, con mis vacaciones, pero los últimos años ese mes también curraba y en invierno... no soy como Pacopi o Bicigrino, yo con nieve prefiero estar en casa. Este año como el trabajo aflojo bastante en octubre, aproveché para escaparme. Veremos cuando podré volver a tener una oportunidad

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
frikibike 6.0

avatar

Cantidad de envíos : 537
Edad : 31
Localización : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 23/10/2010

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Sáb 22 Abr 2017, 1:02 am

Buenas Kunde y enhorabuena atrasadas por tu "final" del camino.

Hace tiempo que no me pasaba por el foro y me ha alegrado que por fin lograses acabarlo :)

Qué vaya bien!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://frikibike.blogspot.com/
kundepoko

avatar

Cantidad de envíos : 3653
Edad : 47
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Sáb 22 Abr 2017, 4:23 am

Gracias Friki,

Al final, pese a las adversidades (mas de las que he contado aqui en el foro), puedo decir que he llegado a Santiago. Aun me queda la espinita de hacerlo desde Roncesvalles, pero todo se andará.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jose.rodri

avatar

Cantidad de envíos : 225
Edad : 54
Localización : Sant Joan Despi (Barcelona)
Fecha de inscripción : 04/09/2013

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Vie 05 Mayo 2017, 4:20 am

Enhorabuena Kunde. Muy buena la crónica, me la he leído de un tirón

Ya queda menos para el próximo, eso es lo que todos esperamos

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://santjoansantiago.blogspot.com.es/
kundepoko

avatar

Cantidad de envíos : 3653
Edad : 47
Localización : Mallorca
Fecha de inscripción : 23/05/2010

Hoja de personaje
Tus aficiones:

MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   Sáb 06 Mayo 2017, 1:24 am

Jose.rodri escribió:
Enhorabuena Kunde. Muy buena la crónica, me la he leído de un tirón

Ya queda menos para el próximo, eso es lo que todos esperamos

Saludos

Gracias. No dudes que habrá un próximo. Espero que mas pronto que tarde.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: León - Santiago Octubre 2016   

Volver arriba Ir abajo
 

León - Santiago Octubre 2016

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

-
» León - Santiago Octubre 2016
» Cádiz Santiago Octubre 2010
» Ultra Trail Gran Vuelta Valle del Genal 28-29-30 Octubre 2016
» LIGA J8 :: BARÇA x DEPOR :: Sábado 15 de Octubre
» DOMINGO 30 DE OCTUBRE 2016 GUILLENA-LA CANTINA-GUILLENA
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Camino de Santiago en bicicleta :: CAMINOS DE SANTIAGO :: Camino Francés :: Reto conseguido - camino realizado-
Cambiar a: